Espirometrías con broncodilatador

¿Qué es la espirometría con PBD?

Consiste en medir los cambios que se producen en un parámetro funcional tras la administración de una sustancia broncodilatadora, por vía inhalatoria, es decir, para realizar una PBD, un determinado sujeto debe realizar una espirometría antes y unos minutos después de inhalar un broncodilatador.

En la mayoría de los centros se utiliza un agonista β2 inhalado (salbutamol o terbutalina), y se mide la variación en un parámetro de la espirometría (FEV1) con relación al valor basal.

¿Qué mide la PBD?

La PBD mide la llamada respuesta broncodilatadora (RBD) que es la mejoría que se produce en un determinado parámetro de la espirometría (FEV1) con relación al valor basal, tras la administración de una sustancia broncodilatadora (más allá de su variabilidad biológica espontánea y de la respuesta observada en personas sanas).

¿Cómo se realiza la prueba?

Para realizar la espirometría con PBD el paciente simplemente tiene que seguir las instrucciones del técnico e intentar colaborar lo mejor posible sin ponerse nervioso.

En primer lugar el paciente debe sentarse en una silla en la postura correcta, verticalmente y con los pies firmemente asentados sobre el suelo, se le hace respirar a través de la boquilla del espirómetro, manteniendo bien cerrados los labios alrededor de la misma, el paciente debe llevar unas pinzas nasales para que el aire no se coja ni se escape por la nariz. Una vez cómodamente sentado se solicita al paciente que realice una inspiración máxima y que a continuación expulse por completo el aire de sus pulmones utilizando todo el tiempo que necesite, el registro que se obtiene mediante esta maniobra es el de una espirometría simple.

Finalizada la espirometría simple se realizan las maniobras de la espirometría forzada, es la misma técnica sólo que en este caso tras la inspiración profunda se solicita al paciente que expulse el aire lo más rápidamente que pueda y hasta donde pueda.

Se deben realizar al menos tres maniobras que sean reproducibles (con valores muy similares) y la mejor de las tres es la que se considera en la evaluación del paciente.

Posteriormente se administra el broncodilatador inhalado y a los pocos minutos se vuelve a repetir la prueba para tomar nota de los nuevos valores conseguidos.

¡Cotiza sin compromiso!